martes, 17 de febrero de 2009

POR FIN ¿SE MOVILIZAN?

El próximo domingo 22 hay convocada, a las 12.00 horas, una manifestación en Albacete capital (en la plaza del Altozano) por CC.OO. y UGT con el lema “Frente a la Crisis: Empleo, Salario, Protección Social”

En el díptico que han preparado (que puede verse en:
http://ugtalbacete.org/a_newweb/principal/noticias/2009/docs/febrero/dipticomanifestacion22F-ALBACETE.pdf ) se explican los motivos que les han llevado a movilizarse. No vamos a entrar aquí a analizar lo “reformista” del discurso de estas organizaciones. Es algo lógico si consideramos su actitud frente a patronos y gobiernos. Aunque “elevan un poco el tono” (por lo menos “exigen” y no suplican), ni cuestionan el sistema capitalista en crisis ni plantean verdaderas alternativas para la lucha de los trabajadores. Tan sólo “copian” pero edulcorado el discurso mucho más radical de las organizaciones verdaderamente combativas que hoy se movilizan por la causa del proletariado.

Da igual. Lo fundamental es que al menos comienzan a movilizarse. Debemos recordar que siguen siendo las organizaciones “mayoritarias”, las que tienen mayor capacidad para desarrollar movilizaciones, y que a ellas se encuentran afiliados (aunque sea como el que contrata los servicios de una gestoría) miles de trabajadores en la provincia. Y que, pese a estar dirigidas por un grupo de burócratas subvencionados y sumisos a la patronal, en ellas están también organizados muchos trabajadores que luchan a diario por nuestros intereses de clase. Nuestra actitud es, en principio, apoyar todas las movilizaciones que se hagan contra la crisis. Lo que no es obstáculo para que expongamos nuestras posiciones.

En la provincia de Albacete se está desarrollando la crisis de forma fulminante. Con una enorme dependencia del proceso especulativo en la construcción, el estallido de la burbuja inmobiliaria está dejando en la calle a miles de trabajadores que, además, trabajaban en muchas ocasiones sometidos a una gran precariedad: contratos por obra (o sin contrato directamente), horas extras por encima de la legalidad, ausencia de seguridad,… No sólo las constructoras sino también otras empresas (madera, ventanas y puertas,…) se ven afectadas. Los EREs y los cierres se suceden y el paro aumenta. Aunque los mismos especuladores de la vivienda han intentado derivar sus actividades hacia la obra civil (y en algunos casos lo han conseguido con la connivencia de los ayuntamientos y la junta), eso no da tanto trabajo y además la crisis también le afecta. Pero todos esos trabajadores tienen familias a las que mantener, e hipotecas o alquileres que pagar.

El otro sector predominante por estos lares, el campo, no está en mejores condiciones. Aunque lo más duro está por llegar (cuando las nuevas reformas de la PAC se apliquen por completo), ya es evidente que el campo manchego está también en crisis. Y le seguirán las industrias agroalimentarias. Los otros sectores económicos dependen en gran medida de estos “motores”. Por tanto, su crisis será también la crisis de todo el tejido productivo.

La primera pregunta que surge es: ¿Por qué han esperado tanto? La crisis era clara para la mayoría hace ya mucho. Sin embargo, hasta ahora nada han hecho en esta provincia (en otras, ni siquiera ahora). En segundo lugar, ¿es esto un comienzo o lo único que piensan hacer? Porque una de las dudas que tenemos es si esta movilización será “sincera” y no estará “forzada” por el malestar que se extiende por la crisis pero también por la actitud pasiva de estos mismos sindicatos. No sería la primera vez que engañan haciendo como que se movilizan cuando están pactando a espaldas de los trabajadores. Además, su función primordial para el sistema es “canalizar”, “encauzar” el descontento dentro de los propios límites que interesan al sistema. En ese sentido, los burócratas saben perfectamente que la lucha podría desbordarlos, que los trabajadores podemos ir más allá de su reformismo. Lo saben ellos y aquellos para los que en realidad trabajan.

En tercer lugar nos preguntamos, ¿se enfrentarán verdaderamente a los gobernantes? La mayoría de las burocracias sindicales están integradas en el aparato del PSOE, a escala local o regional. Y ese partido es el que gobierna aquí, el que entrega los recursos de todos al beneficio privado de unos pocos (lo mismo hace el PP en los ayuntamientos que controla). ¿Exigirán de verdad aumento del empleo público? ¿Forzarán que los recursos de los ayuntamientos se destinen al beneficio de la mayoría y no al de los siempre?

¿Y se enfrentarán a la patronal? ¿Ofrecerán resistencia en las negociaciones colectivas? ¿Se negarán a los cierres y los despidos, llegando hasta las últimas consecuencias necesarias para evitarlos?

Todo eso y mucho más podemos preguntarnos. Como también podemos afirmar que es necesario no sólo una manifestación en la capital de la provincia, sino movilizaciones constantes en cada localidad. ¿Se lo han planteado? Porque más allá de los carteles para esta manifestación poco vemos que estén haciendo en ese sentido.

Evidentemente, de los burócratas nada esperamos. Pero de los militantes honrados que quedan en esas organizaciones sí podemos esperar que luchen por la movilización, la resistencia a los ataques de la patronal, y por una salida a la crisis que beneficie a los proletarios. Si ellos quieren hacerlo desde esas organizaciones, es una decisión que ellos toman. En cualquier caso deben saber que, aunque mucho menos numerosas, hay otras organizaciones que también están luchando. Y miles de trabajadores que ante la crisis están cada día más dispuestos a movilizarse y se movilizarán.

Por eso llamamos a todos esos militantes a no quedarse sólo en cumplir las directrices de los burócratas. A ir más allá del domingo y sostener la movilización. A confluir con las demás organizaciones y militantes que luchamos contra la crisis y contra el capitalismo que a la crisis nos condena.

Tienen razón cuando dicen en su díptico que “TODO ESTÁ EN JUEGO”. Pero para ganar la partida, los trabajadores tenemos que romper también las reglas de ese juego e imponer las del único “juego” que nos interesa realmente jugar: el de la REVOLUCIÓN SOCIAL.

¡CONTRA LA CRISIS!
¡ORGANÍZATE Y LUCHA!
¡SOCIALISMO O BARBARIE!

3 comentarios:

Luigi dijo...

Muy buena entrda y mejor comentario.
Por supuesto muy de acuerdo con vosotros.
Desde IU tambien movilizaremos y trataremos de subir un poco la crítica y la exigencia de responsabilidades.
¡Animo, camaradas! y
como dice el Kalvellido
¡NI UN PASO ATRAS!

agnóstico apático dijo...

Me parece un excelente post. Comparto todas tus incertidumbres y las críticas a los aparatos de los principales sindicatos. Aún así, creo que es conveniente apoyar esta movilización que, aunque puede parecer suave, viene acompañada de exigencias más que asumibles por la izquierda no dormida en los laureles de la subvenciones del sistema.

agnóstico apático dijo...

Me acabo de percatar del error. Os he hablado en singular cuando sois una organización. Enohrabuena a tod@s.