viernes, 29 de febrero de 2008

Nueva Intervención en el ayuntamiento de Albacete

INTERVENCIÓN EN EL PLENO DEL 28 DE FEBRERO DE 2008

por Ángel Luis Arjona Márquez,
EN REPRESENTACIÓN DE LA
PLATAFORMA CONTRA LA MILITARIZACIÓN DE ALBACETE.

Buen día a todas las personas que asisten a este Pleno, tanto ediles como ciudadanas y ciudadanos.

En nombre de la Plataforma Contra la Militarización de Albacete voy a dirigirme a ustedes, señoras y señores de los diferentes grupos políticos, haciéndoles unos planteamientos y propuestas que, de admitirlos, supondrían un acercamiento de posturas hacia nosotros con los que poder empezar a trabajar conjuntamente por el futuro de esta ciudad, del mundo y de las generaciones que han de sucedernos.

Hace poco estuvo en nuestra ciudad el señor Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la UNESCO. En su discurso, lo mismo que en sus escritos, volvió a repetir que uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio propuestos por la ONU es erradicar la pobreza y el hambre en el mundo. Él propone que reduciendo sólo un 5% anual los presupuestos que mundialmente se invierten en fabricar armas y en hacer guerras serviría para eliminar el hambre, potabilizar el agua en aquellos lugares donde aún no se ha hecho, vacunar a la población mundial de numerosas enfermedades, luchar contra el SIDA, etc. En este contexto de ideas, suele repetir, como lo hizo en Albacete, que diariamente en el mundo se invierten 3 mil millones de dólares en guerras y en armamento mientras que, a la vez, 60 mil personas mueren de hambre cada día, por lo que él propone que los ejércitos se reduzcan progresivamente, así como también propone que se reduzcan las inversiones en todo lo relacionado con lo militar y con las guerras.

Por contra, si ustedes no han cambiado de planteamientos, seguirán estando de acuerdo en que el motor de desarrollo de la ciudad y de la provincia va a ser una factoría que construye armas y las vende a todo el mundo; además, ustedes seguro que siguen viendo con buenos ojos que los ejércitos de la OTAN tengan en esta ciudad una base de adiestramiento. En ese caso, ¿podrían decirnos qué parte del discurso del señor Mayor Zaragoza no han entendido ustedes todavía?

Hay dos puntualizaciones que nos gustaría añadir a lo anterior; una es sobre producción de armamentos y otra sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio referidos al cambio climático.

Por lo que respecta a la producción armamentística, les recordaré que desde la masacre de Pekín en 1989, en la Plaza de Tian’anmen, cuya traducción significa Plaza de la Puerta de la Paz Celestial, la Unión Europea impuso un embargo de armas a China. Pero en cualquier normativa siempre hay resquicios legales que suelen ser aprovechados por aquellos que sólo ven beneficios en potencia para sus propios intereses. Así, la prohibición afectaba a la venta de armas completas, pero nada se decía de vender tecnología o piezas sueltas. Por ello, diferentes empresas[1] de EEUU, Canadá y la Unión Europea, entre las que se encuentra Eurocopter, saltándose las regulaciones nacionales de venta de armamento, les vendieron componentes y subcontrataron la fabricación de armamento allí donde el control no era muy riguroso.
De esta manera, la que ustedes quieren que sea empresa motora del desarrollo de Albacete siguió haciendo negocios poco éticos con China y contribuyó a que el ejército de aquel país construyese el helicóptero Z-10; es decir, ustedes los gobernantes han permitido con su actitud pasiva la venta de armamento a países y gobiernos que violan los Derechos Humanos o que están sometidos a embargos de armas. Les aclaro que después de fabricar los mencionados helicópteros de ataque, China los vende a países como Sudán.

Nadie va a negar las vidas que puede salvar un helicóptero civil, pero tampoco se puede rebatir que proporcionalmente, en las guerras, los helicópteros bélicos destruyen muchas más vidas. Aun así parece que ustedes, como las empresas del ramo, sólo piensan en beneficios económicos en lugar de pensar en las potenciales pérdidas humanas que suponen este tipo de industrias.

Para más información les remitimos al informe “Armas sin fronteras. Por qué el comercio globalizado requiere controles globales”, realizado por las ONGs Red Internacional de Acción contra las Armas Ligeras (IANSA), Amnistía Internacional y Oxfam Internacional.

En cuanto a la puntualización sobre medioambiente, como quedó claro en la convención que sobre este tema se realizó hace poco en nuestra ciudad, sólo añadir que el cambio climático no se va a producir, sino que se está produciendo desde hace tiempo. Ustedes los gobernantes, en consonancia con uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, parece ser que van a hacer lo posible por concienciar a la población civil de que sea más respetuosa con la naturaleza y con su entorno. Pero, incongruentemente, seguirán permitiendo que los ejércitos contaminen nuestro planeta. Sobre este punto me entenderán mejor cuando les ponga un ejemplo dentro de unos momentos. Ahora sólo añadiré que en Albacete, mientras ustedes harán lo posible porque la población respete el medioambiente, gracias al TLP habrá un 10% más de contaminación y ruidos en la ciudad y sus alrededores. Extraña manera de frenar el deterioro ambiental, ¿no creen?

Por cierto, instalados en la hipocresía, hay quien sigue afirmando que si cierta fábrica o cierto programa táctico se lo llevan de aquí, será colocado en otro lugar y, para que dé beneficios en otro lado, es mejor que se quede en esta ciudad. Desde luego estas personas desconocen propuestas como la ya comentada del señor Mayor Zaragoza en favor de la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en concreto como solución a la erradicación de la pobreza y el hambre en el mundo. Pero ya se sabe, mientras aquí haya dinero, paz y progreso, que los demás se pudran en su propia miseria.

Llegando a la parte final de mi intervención les haré una pregunta. ¿Quieren saber por qué algunas personas que nos creemos coherentes con lo que hacemos y decimos no queremos una Escuela de Pilotos de la OTAN, ni un polígono de tiro ni una fábrica de armas, ni aquí ni en ningún sitio? Se lo explicaré recordándoles datos de un conflicto que ocurrió hace no mucho tiempo. Y, como existe un dicho que dice “a buen entendedor, pocas palabras sobran”, espero que, con este ejemplo[2], tengan suficiente capacidad deductiva para comprender nuestra actitud.

Yugoslavia. Del 24 de marzo al 10 de junio de 1999. Bajo el liderazgo de EEUU, la OTAN bombardea Kosovo y Serbia en la operación llamada “Intervención humanitaria: Ángel Guardián”. Se arrojaron unas 25 mil toneladas de explosivos en unas 25.200 incursiones aéreas. Se utilizaron bombas de racimo y de fibra de carbono, así como municiones radiactivas (las populares bombas de uranio empobrecido), calificadas internacionalmente como armas de destrucción masiva; incluso se detectaron restos de plutonio tras los ataques, lo mismo que se encontró el elemento U236 en Afganistán e Iraq tras los consiguientes bombardeos de la aviación militar occidental, es decir, estamos hablando de que los elementos artificiales más tóxicos de la creación han sido utilizados por países que pertenecen a la misma alianza militar que nuestro ejército y aún seguimos sin hacer nada ni abandonar esa coalición.

Según una carta de Michel Fontanie, presidente de la Asociación Para la Salvaguardia de Familias y Niños de Desaparecidos, fechada en Estrasburgo, a 27 de mayo de 1999, el comandante de las tropas aéreas francesas de la OTAN, en ese momento el general Joffret, había comentado que “Las fuerzas aéreas recibieron órdenes para destruir la vida en Serbia”. En esta “misión humanitaria” fueron aniquiladas 2.500 personas, de las que el 30% eran niños, y hubo más de 10.000 heridos, de los que más del 40% eran niños. En total, la guerra de Yugoslavia costó unas 200 mil vidas y más de 1 millón de refugiados. Varios juristas internacionales acusaron de crímenes de guerra a la OTAN ante el Tribunal Penal Internacional de La Haya, pero el tribunal sólo procesó a los serbios. Además de las violaciones sistemáticas de mujeres y niñas, entre las que se demostró a veces la participación de soldados del bando humanitario, fueron destruidas numerosas instalaciones empresariales, emisoras de radio y televisión, puentes, carreteras, monumentos, escuelas, hospitales, iglesias y cementerios.

En definitiva, esta matanza en Yugoslavia, así como las catástrofes humanitaria, económica y medioambiental que se produjeron a finales del siglo pasado a escasas horas de vuelo de aquí, vienen a confirmar la bonanza económica que produce la industria armamentística en los países exportadores de armas y también en aquellos países que, a favor de la paz mundial, velan por la seguridad del planeta y porque el actual orden mundial siga intocable.

Curiosamente, Albacete será centro de reunión de algunos de los ases que participaron, o participan, en esa y otras razzias aéreas de la OTAN. Vendrán aquí para enseñar a otros avezados pilotos militares que tienen ansias de aprender a ser más efectivos en su oficio. Suponemos que ustedes, señoras y señores políticos de Albacete, en representación de la ciudad les recibirán con los brazos abiertos y con todos los honores, porque para ustedes ellos representan la defensa de Europa y de Occidente, de la dignidad, de la democracia y de la paz en el mundo, ¿verdad?

Pues bien, señoras y señores del PP, en este ejemplo que les he contado sí había armas de destrucción masiva. Y los países que las manejan o consienten su existencia vendrán a entrenarse a Albacete. ¿Iniciarán algún tipo de investigación sobre ello?, porque si es así, estamos dispuestos a colaborar con ustedes.

Señoras y señores del PSOE: si no quieren reconocer que su política está contribuyendo al rearme mundial, síganle contando cuentos a las nuevas generaciones de su partido. Como ven, es bien fácil: aquí paz y allá gloria. Es lo que tienen las guerras, el militarismo y la industria bélica: dinero, trabajo, progreso y paz, incluso la de los cementerios que acogen a las víctimas de los bombardeos.

Señora Gualda, de IU, como sabe, la Plataforma la constituyen un grupo de asociaciones de variada ideología y pensamientos morales y religiosos, pero todos le agradecemos a su grupo político el apoyo y colaboración que nos han prestado en este tiempo, y el que nos prestarán en el futuro, y les animamos a que sigan difundiendo entre la población esa parte oscura de la industria bélica, de las guerras y de los ejércitos que otros grupos políticos tienen reparos en dar a conocer e, incluso, en reconocer.

Señor alcalde, como máximo representante municipal esta será una de las últimas ocasiones en que podremos dirigirnos a usted. Por tanto preferimos despedirle ahora y a nuestra manera. Le agradecemos su paciencia con la Plataforma, aun a disgusto suyo, lo cual le honra. Pero también le diremos que, de toda su gestión municipal, lo que más nos ha dolido es que haya sido partícipe de que esta provincia, pero sobre todo esta ciudad, se militarice hasta el punto de convertirse en un referente de la industria bélica mundial y, si no lo remediamos, de que se vaya a convertir en uno de los máximos referentes militares del mundo con la excusa del TLP. Como albaceteño de adopción, le deseamos suerte en su nueva etapa pero, por favor, no siga hablando por ahí de Albacete como ciudad de paz mientras aquí se está favoreciendo que se perpetúen las guerras.

Señora Oliver, es posible que sea la futura alcaldesa de la ciudad, por eso la animamos a que su gestión marque un hito en la historia de Albacete; un hito en donde, por encima de localismos, caciquismos y electoralismos, primen los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU[3] y en donde las palabras del señor Federico Mayor Zaragoza estén presentes en todo momento. Haga de su gestión la más brillante de las que ha tenido Albacete, por ser mujer y por paralizar el armamentismo desde la administración local. Por ello le pedimos que, cuando llegue al cargo de máxima representante municipal, inicie todas las gestiones que conlleven a paralizar, cuanto antes, el militarismo de esta ciudad y de esta provincia, lo cual incluye detener la fabricación de helicópteros de guerra y la llegada de la Escuela de Pilotos de la OTAN (TLP); favorecer la conversión del campo de tiro de la Sierra de Chinchilla en un parque natural y aprobar una declaración que desvincule a Albacete de la guerra.

Agradeciendo su atención, la Plataforma les desea un buen día a todos los presentes en este Salón de Plenos. Muchas gracias y hasta la próxima.
* * *
[1] El informe, fechado en 2006, implica concretamente en este asunto a la empresa británico-italiana “AugustaWestland”, a la empresa canadiense “Pratt & Whitney Canada”, a la empresa estadounidense “Lord Corporation” y a la empresa franco-alemana “Eurocopter”.

[2] Los datos sobre la guerra en Yugoslavia están sacados del boletín “Armas contra las guerras” nº 144.
[3] Los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU son 8:
1) Erradicar la pobreza extrema y el hambre.
2) Lograr la Enseñanza Primaria universal.
3) Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la Mujer.
4) Reducir la mortalidad infantil.
5) Mejorar la salud materna.
6) Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades.
7) Garantizar la sostenibilidad del Medio Ambiente.
8) Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.